“Cumbre del Futuro: Soluciones multilaterales para un mañana mejor, es un evento de alto nivel que reúne a los líderes mundiales para forjar un nuevo consenso internacional a fin de mejorar el presente y salvaguardar el futuro. Se trata de una oportunidad única para restaurar la confianza erosionada y demostrar que la cooperación internacional puede responder eficazmente a los retos que se plantean actualmente, así como a los que han surgido en los últimos años o los que se vislumbran en el horizonte.”

Los Estados miembros de la ONU se reunirán este mes por dos semanas para examinar planes sobre cómo hacer del mundo un lugar mejor para las personas y el planeta en los próximos seis años siguiendo la vía de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible (FPAN) de 2024 será la continuación de la Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible del pasado mes de septiembre, descrita entonces por el Secretario General de la ONU como un “momento de unidad” para hacer realidad esas metas.

Ministros, activistas y miembros de la sociedad civil se reunirán y debatirán durante un apretado programa en la sede de la ONU, gran parte del cual será retransmitido en directo por UN Web TV.

El evento de dos semanas comenzará el 8 de julio en la sede de la ONU; he aquí cinco cosas importantes que hay que saber sobre este significativo evento:

  1. Se trata de hacer realidad los Objetivos Mundiales

El FPAN nació a raíz de la creación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2015.

Esa Agenda, acordada y adoptada por los Estados miembros de la ONU, se describe a menudo como el proyecto para un futuro mejor, para las personas y el planeta. Se desglosa en 17 Objetivos, sobre áreas críticas como la pobreza, la educación, la igualdad de género y el medio ambiente.

La Cumbre sobre los ODS de 2023 marcó el ecuador de los Objetivos y puso de relieve que la mayoría de ellos están muy lejos de cumplirse. En el Foro de este año, los delegados intentarán inyectar un nuevo entusiasmo y acelerar la acción hacia los Objetivos.

  1. Cinco Objetivos en el punto de mira

Los Objetivos que se examinan este año son el ODS 1 (Poner fin a la pobreza), el ODS 2 (Hambre cero), el ODS 13 (Acción por el clima), el ODS 16 (Paz, justicia e instituciones sólidas) y el ODS 17 (Alianzas para lograr los Objetivos).

Los debates girarán en torno a algunas de las principales conclusiones del informe de progreso de este año, un balance exhaustivo que, según el Secretario General de la ONU, António Guterres, muestra que “el mundo está recibiendo una calificación de suspenso”.

Entre estas conclusiones se incluye el hecho de que, en 2022, 700 millones de personas vivían con menos de 2,15 dólares al día y hasta 783 millones pasaban hambre; los últimos nueve años han sido los más calurosos jamás registrados; y el acceso a la justicia sigue estando fuera del alcance de gran parte de las poblaciones nacionales.

Cada Objetivo se desglosa en metas, algunas de las cuales se están cumpliendo (por ejemplo, la mortalidad infantil ha descendido), pero equivalen a menos de una quinta parte del total. Alrededor de un tercio se han estancado o incluso están retrocediendo.

  1. Los países compartirán sus éxitos

Sin embargo, la ONU quiere mostrar que no se han perdido todas las esperanzas, señalando los recientes avances en el despliegue de energías renovables, el hecho de que en la mayoría de las regiones las niñas alcanzan la paridad e incluso superan a los niños en la escuela, y los progresos en la lucha contra el VIH/SIDA.

Varios países compartirán sus ejemplos de buenas prácticas y lecciones aprendidas, informando de los resultados de sus Exámenes Nacionales Voluntarios.

“Una y otra vez, la humanidad ha demostrado que, cuando trabajamos juntos y aplicamos nuestra mente colectiva, podemos forjar soluciones a problemas aparentemente insolubles”, declaró Li Junhua, secretario general adjunto de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

  1. No se trata solo de los Estados miembros: se oirán otras voces

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible afecta a todos los sectores de la sociedad, no solo a los gobiernos, y esto se refleja en el Foro. A lo largo de las dos semanas se celebrarán varios actos especiales y paralelos, en los que participarán grupos que representan diversos intereses especiales, como mujeres, niños y jóvenes, organizaciones no gubernamentales (ONG), pueblos indígenas, agricultores y autoridades locales.

Durante la primera semana se celebrarán actos dedicados a la acción basada en la ciencia en relación con los ODS, la movilización de los gobiernos locales y regionales y la transformación de la educación. La segunda semana se centrará en la seguridad alimentaria y la nutrición, la acción por el agua y el clima.

  1. Próxima parada: Cumbre del Futuro

El foro contribuirá a dar impulso a la Cumbre del Futuro, que se celebrará los días 22 y 23 de septiembre. La Cumbre, eje central de la Semana de Alto Nivel de la Asamblea General, se presenta como una oportunidad para revitalizar el sistema multilateral y volver a encarrilar al mundo hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los avances en materia de financiación ocuparán un lugar destacado en ambos eventos, y los debates que tengan lugar en el foro de julio alimentarán las declaraciones y los documentos que se darán a conocer en la Cumbre del Futuro.

Entre ellos se incluyen el Pacto para el Futuro, destinado a definir las prioridades y acciones para hacer frente a los retos mundiales; la Declaración sobre las Generaciones Futuras, que contendrá medidas específicas para tener en cuenta el interés de las generaciones venideras; y el Pacto Mundial Digital, que se espera que esboce un camino hacia un futuro digital abierto, libre, seguro y centrado en el ser humano para todos.

No vamos por buen camino para alcanzar los objetivos que nos hemos fijado. Tampoco estamos respondiendo adecuadamente a los nuevos retos ni a las nuevas oportunidades que se nos presentan.

La velocidad y la complejidad de los acontecimientos superan los sistemas de que disponemos para cooperar y hacerles frente.

Los beneficios y las oportunidades del progreso se reparten de forma desigual, con lo que la mayoría de las personas se queda atrás.

Los riesgos y amenazas también se dejan sentir de forma desigual y afectan de forma desproporcionada a los más vulnerables.

Las amenazas como el cambio climático, los conflictos, la inseguridad alimentaria, las armas de destrucción masiva, las pandemias y las crisis sanitarias, así como los riesgos asociados a las nuevas tecnologías, son cada vez mayores.

La gobernanza multilateral, concebida en tiempos menos complicados y acelerados, no es adecuada para el mundo de hoy, complejo, interconectado y en rápidamente cambiante.

La Cumbre nos brinda la oportunidad de encaminarnos por una senda mejor.

“La Cumbre tiene un doble objetivo: acelerar los esfuerzos para cumplir nuestros compromisos internacionales y adoptar medidas concretas para hacer frente a los nuevos retos y aprovechar las nuevas oportunidades que se presentan. Para ello, se elaborará un documento final orientado a la acción que se denominará “Un Pacto para el Futuro”. El Pacto será negociado y refrendado por los países antes y durante la Cumbre, celebrada en septiembre de 2024. El resultado será un mundo y un sistema internacional mejor preparado para gestionar los retos de ahora y del futuro, por el bien de toda la humanidad y de las generaciones venideras.”

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *